01 Aislamiento térmico y acústico

En el sistema Passivhaus, las paredes exteriores, la cubierta y la solera deben carecer de puentes térmicos. Utilizamos materiales en toda la envolvente para conseguir un aislamiento térmico y acústico perfecto.

Máximo 15Kwh/m2 año.

02 Hermeticidad de aire

En una construcción Passivhaus la envolvente es lo más hermética posible, logrando así, una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica y la calidad del aire deseada.

0,6 renovaciones hora en el test Blowerdoor.

03 Ventilación mecánica controlada

Las personas y electrodomésticos generan calor. Éste es reaprovechado por el sistema de ventilación mecánica, precalentando el aire nuevo, filtrado y tratado, antes de expulsar el aire viciado.

Nive de CO2 por debajo de 1.200 ppm. y nivel de humedad bajo.

Passivhaus, experiencia en la construcción Passivhaus

"Nuestras dos oficinas, situadas en Donostia y Alegi, están construidas bajo estándar Passivhaus"

Passivhaus es un manera de construir (ver video) que hace que los edificios no necesiten calefacción, no tengan humedades, tengan un aire sano (bajo nivel de CO2), en definitiva que sean mucho más sanos.

Si quieres venir a conocer en profundidad los beneficios que el sistema Passivhaus puede aportar en tu vida, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

Nuestras soluciones para el sistema Passivhaus o edificios de consumo casi nulo

¿Qué es el sistema Passivhaus?

Es un sistema de construcción verdaderamente eficiente energéticamente, cómodo, asequible y ecológico al mismo tiempo. Passivhaus no es solo una marca, sino un concepto de construcción que cualquier persona puede aplicar y que ha sido probado con resultados en muchos países desde hace décadas. Una casa pasiva o Passivhaus es más que un edificio o construcción de bajo consumo bajo energético.

  • Las casas construidas bajo este estándar Passivhaus son elogiadas por su alto nivel de confort, tanto de temperatura como de sonoridad y calidad del aire respirado.
  • Un sistema de ventilación proporciona constantemente aire sano, sin corrientes de aire desagradables. Garantizando las mejores condiciones para la salud.
  • Gracias a la hermeticidad y ausencia de puentes térmicos, mantiene el calor dentro de la casa en invierno y fuera en verano.

El gran ahorro de energía en los edificios de viviendas pasivas se logra mediante el uso de materiales de construcción especialmente eficientes y un sistema de ventilación de calidad. El Passivhaus es un estándar de construcción sostenible, y la Resolución del Parlamento Europeo del 31 de enero de 2008 exige su implementación por todos los estados miembros para 2021. El 17 de noviembre de 2009, el Parlamento Europeo y el Consejo fijaron 2020 como fecha límite para todos la nueva construcción a edificios de consumo de energía casi cero.

La casa pasiva lo tiene todo

Cualquier arquitecto competente puede diseñar una casa pasiva. Tanto desde su concepción para un nuevo edificio, como para la realización de una rehabilitación o reforma, que busque solucionar cualquier problema de confort, calidad o sostenibilidad. Habla con nosotros y podremos asesorarte sobre todas las dudas que tengas sobre el Passivhaus y las soluciones que puede ofrecer a tus problemas.

Triple acristalameinto en ventanas passivhaus

Confort en el día a día

El estándar Pasivhaus ofrece un nivel máximo de comodidad para las personas, con uno precios de construcción razonables. Una envolvente del edificio bien aislada, así como ventanas de triple acristalamiento con los marcos aislados mantienen la temperatura deseada, manteniendo la misma temperatura agradable durante todo el año. Evita condensaciones y humedades no deseadas gracias al sistema de ventilación mecánica con recuperador de calor.

Hermeticidad y aislamiento clave passivhaus

Calidad de vida

Los edificios o casas que cumplen bajo el estándar Passivhaus obtienen la eficiencia energética gracias al empleo de materiales de calidad para obtener un buen aislamiento y hermeticidad al aire. El empleo de estos materiales aislantes, trae consigo una mejora de la insonorización al ruido externo muy importante, por no decir los problemas de salud que pueden evitarse. Alérgicos, asmáticos… estáis frente a un sistema de construcción que os permitirá tener controlada la humedad y la calidad del air de tu casa.

Passivhaus es una opción real para el ahorro energético

Inversión a corto plazo

¿Son los edificios de casas pasivas una buena inversión? Los edificios Passivhaus no solo son seguros, sino que son sorprendentemente asequibles. La inversión en materiales de construcción de mayor calidad requerida por el estándar Passivhaus se reduce mediante la eliminación de costosos sistemas de calefacción/refrigeración y el consumo asociado a ellos.

La sostenibilidad futuro del Passivhaus

Ecología y Sostenibilidad

Passivhaus es ecológico por definición ya que usan muy poca energía primaria, sin causar ningún daño ambiental. La energía adicional requerida para su construcción es insignificante. El estándar Passivhaus es perfecto tanto para la nueva construcción como para la renovación de uno más antiguo. Construir Passivhaus es construir futuro y una contribución para proteger el medio ambiente.

Passivhaus ventilación y aire sano

Sin importar el clima o la región geográfica, las casas pasivas se mantienen a una temperatura agradable durante todo el año con un mínimo de gasto energético. Dichos edificios se calientan «pasivamente», haciendo un uso eficiente del sol, las fuentes de calor internas y la recuperación de calor, de modo que los sistemas de calefacción convencionales se vuelven innecesarios incluso en los inviernos más fríos. Durante los meses más cálidos, las Passivhaus utilizan técnicas de enfriamiento pasivo como el sombreado estratégico. De cualquier manera, el aislamiento de alta calidad de en una Passihhaus, mantiene la temperatura confortable, justo donde se necesita.

¿Es realmente bueno el sistema Passivhaus para el Medioambiente?

Una Passivhaus requiere tan solo del 10 por ciento de la energía utilizada por los edificios típicos, lo que significa un ahorro de energía de hasta el 90 por ciento. Como ya hemos mencionado antes, en términos de combustible para calefacción, las casas pasivas utilizan menos de 1,5 litros por metro cuadrado. También se han demostrado grandes ahorros en climas cálidos donde los edificios generalmente requieren enfriamiento activo durante todo el verano. Como el ahorro energético es proporcional a la reducción de emisiones, Passivhaus es una alternativa sostenible a la construcción convencional.

Las mediciones tomadas en la primera Passivhaus construida en Darmstadt (Alemania, 1991) muestran que incluso cuando los máximos diarios caen a -14°C, las temperaturas interiores permanecieron inalterables por encima de los 20°C, y todo sin el uso de un sistema de calefacción convencional. Se demostró, así, que la demanda de calefacción era tan baja, que dos bombillas de 75 W habrían sido suficientes para calentar una habitación de 20 m².

Agrega a esto el ahorro de energía a largo plazo que trae el Passivhaus, y queda claro que el estándar Passivhaus es una buena inversión tanto para su cartera como para nuestro clima, a la luz de la disminución de los recursos energéticos no renovables del planeta,

¿Cúanto ahorro supone la construcción Passivhaus para un hogar?

Las casas pasivas no solo ahorran dinero a largo plazo, especialmente a la vista del aumento del precio de la energía, sino que, para empezar, son sorprendentemente asequibles. La inversión en componentes de construcción de mayor calidad requerida por el estándar Passivhaus se ve mitigada por la eliminación de costosos sistemas de calefacción y refrigeración. El apoyo financiero cada vez más disponible en muchos países hace que las construcciones Passivhaus sean más factible.

Las casas pasivas no requieren sistemas de calefacción y refrigeración convencionales, lo que significa que el dinero que se habría destinado a sistemas de calefacción y refrigeración más grandes se puede gastar en mejores ventanas, aislamientos más gruesos y un sistema de ventilación, características del diseño y construcción Passivhaus.

El precio promedio de una persona que está construyendo una Passivhaus en Alemania podría incrementarse alrededor de un 8% más que en una construcción convencional. Este diferencial de precios es mayor en los países donde los componentes o materiales especializados no están disponibles. En España, cada vez estamos más cerca de esa cifra y actualmente construir una Passivhaus tiene un incremento aproximado del 10% sobre el precio de construcción. A medida que la demanda aumente los precios bajarán. A día de hoy cualquier persona que quiera construir o rehabilitar su casa, si no lo hace bajo un estándares de consumo casi nulo, está literalmente tirando el dinero a la basura. A partir de 2020 toda nueva construcción privada se verá obligada a construir bajo estos parámetros, algo que actualmente ya ocurre en la construcción pública.

El apoyo financiero para rehabilitación energética disponible en las diferentes provincias, reduce aún más su precio. Así que en este sentido, la construcción de una Passivhaus, resultará más asequible a largo plazo que la construcción de una vivienda convencional.

¿Cómo mejora el confort de nuestras casas el sistema Passivhaus?

Las casas pasivas o Passivhaus, como ya hemos visto, son reconocidas por un uso menor de energía y su ahorro energético asociado, pero es el nivel de confort lo que más aprecian sus residentes. Una envolvente de edificio extremadamente hermética y aislada, así como ventanas de triple acristalamiento (dependiendo del clima no será necesario) y marcos sin puentes térmicos mantienen la temperatura deseada en el interior.

Incluso la renovación del aire que se realiza en las casas Passivhaus se suministra a nivel de confort, llegando a la temperatura elegida, antes de entrar en la casa. Un sistema de recuperación de calor altamente eficiente es capaz de transferir más del 75% del calor perceptible del aire usado extraído, al aire nuevo suministrado. De esta manera, por ejemplo, el aire de salida a 20°C puede calentar el aire renovado exterior en un día frío de 0°C hasta al menos los 16°C, sin el uso de una calefacción activa. Cuando hace demasiado calor en el exterior, el aire ambiente caliente puede enfriarse del mismo modo antes de que entre en la casa.

Los sistemas de ventilación en las casas pasivas suministran constantemente aire fresco, lo que hace que la calidad del aire interior sea superior. El aire en una Passivhaus nunca se vuelve rancio o sofocante como en las casas típicas cuando las ventanas no se abren. Los sistemas de ventilación que se encuentran instaladas en una Passivhaus brindan abundante aire fresco, libre de polen y polvo. Esto maximiza la comodidad para todos, especialmente para aquellos con alergias o problemas respiratorios.

Las temperaturas agradables dentro de las edificaciones Passivhaus y la ventilación de calidad que ofrecen evitan la acumulación de humedad, lo que detiene la condensación que comúnmente se forma a lo largo de los marcos de las ventanas y el crecimiento de moho. Los sistemas de ventilación Passivhaus instalados en climas cálido y húmedos pueden incluir un sistema de deshumidificación adicional para este fin.

Passivhaus y confort térmico

Versatilidad de una construccción de consumo de energía casi nulo ECCN

Con más de 60,000 edificaciones, el estándar de construcción Passivhaus está ganando popularidad. Esto no solo se debe a las excelentes ventajas que ofrece, sino también a su flexibilidad o versatilidad.

El Estándar Passivhaus, es un estándar de calidad, no dicta métodos particulares de construcción. Ya sean construcciones sólidas, madera o construcciones compuestas, los arquitectos pueden diseñar casas pasivas según sus propias preferencias. Incluso los fabricantes de casas prefabricadas están ofreciendo diseños Passivhaus. El estándar Passivhaus también se usa cada vez más en rehabilitación o reformas, así como en edificios no residenciales como escuelas, edificios administrativos, plantas de fabricación y hoteles. Como el concepto Passivhaus se basa en principios físicos, cada edificio puede y debe adaptarse a su clima particular.

¿Qué diferencia una construcción Passivhaus o casa de consumo casi nulo (ECCN) de una construcción tradicional?

Además de una buena selección de materiales certificados o no Passivhaus, hay algo de vital importancia para obtener los mejores resultados y es el cuidado en la instalación y construcción. Algo que cambia radicalmente el paradigma del sector y es que todo tiene que estar limpio, ordenado y seguir un orden en la instalación para minimizar el riesgo de rasgar cualquier material de construcción que pueda causar una fuga de aire. Por eso es importante contar con constructoras especializadas o arquitectos Passivahaus formados para controlar todo el proceso constructivo y tengan un conocimiento claro de las etapas críticas del proyecto. Dejando de un lado las certificaciones u homologaciones Passivhaus, tener una casa pasiva, es tener mucho más que una casa o edificio de bajo consumo energético:

  • Los edificios Passivhaus permiten un ahorro de energía relacionado con la calefacción y la refrigeración de hasta el 90% en comparación con edificios antiguos y más del 75% comparándolos con la construcción actual. En términos de gasto energético los edificios Passivhaus utilizan menos de 1,5 litros de combustible por metro cuadrado de espacio habitable por año, mucho menos que los edificios típicos actuales de bajo consumo energético. Se han llegado a demostrar ahorros de energía similares en climas cálidos donde los edificios requieren más energía para enfriarse que para calentarse.
  • Las construcciones, edificios o casas Passivhaus también son elogiados por su alto nivel de confort. Usan fuentes de energía dentro del edificio, como el calor corporal de los residentes o el calor solar que ingresa al edificio, lo que facilita mucho la climatización.
  • El uso de materiales, puertas y ventanas con componentes especialmente eficientes y de gran calidad, proporcionan al edificio de una extraordinaria hermeticidad. El aislamiento del techo, suelo y paredes mantienen el calor durante el invierno y lo dejan fuera de nuestras casas en verano.
  • Por último, un sistema de ventilación suministra constantemente aire natural fresco para lograr una calidad superior del aire interior, sin causar corrientes desagradables. Los filtros existentes en el sistema garantizan un aire sano, libre de partículas nocivas y con una humedad equilibrada, lo cual mejora notablemente las condiciones de salud. Una unidad de recuperación de calor altamente eficiente permite reutilizar el calor contenido en el aire extraído.

Diseños de construcciones Passivhaus

¿Pero qué es realmente una casa pasiva o Passivhaus?

Mucho se habla ahora del concepto Passivhaus, pero en realidad no es algo nuevo. Las casas pasivas o Passivhaus es un estándar de construcción que nació en Alemania hace más de dos décadas y poco a poco se ha ido extendiéndo por todo el mundo, hasta llegar a España.

Un concepto que se guía por principios básicos como los que ya tenía en cuenta el hombre primitivo para adaptar sus refugios en cuevas: una buena envolvente protectora y un buen aprovechamiento del calor del sol almacenado en los edificios. Esto es lo que permite reducir al máximo la demanda energética de los edificios. Es la mejor forma de ahorrar energía en las viviendas.

Su propio nombre lo indica, son edificios pasivos porque apenas tienen que hacer esfuerzo para mantener una temperatura constante y agradable, pero para que esto sea posible hay que trabajar desde la base, es decir, desde el diseño y la construcción.

Es una casa perfectamente aislada

Si queremos mantener una temperatura constante, el aislamiento térmico del edificio es clave. Esto se consigue a través de una correcta elección de los materiales, así como un espesor concreto de muros y suelos, que variará en función de las condiciones climáticas de la zona en la que construimos. Debemos tener en cuenta que, cuando hablamos de aislamiento térmico, no nos referimos tan solo a la protección contra el frío, sino también a la protección frente al calor. Y por supuesto evitar todos los puentes térmicos que se decuidan en las construcciones convencionales

El aislamiento es lo que impedirá que entre o salga el calor, y su posición en el muro será determinante para el buen funcionamiento térmico del edificio. Por ejemplo, en climas cálidos será aconsejable colocar el aislamiento en el exterior y tener la inercia térmica en el interior.
Uno de los objetivos que se persigue con el aislamiento térmico es la eliminación por completo de cualquier puente térmico. Los puentes térmicos se comportan en un edificio como un agujero en un cubo de agua: aumenta el flujo de calor entre el interior y el exterior de la misma forma que el agujero derrocha el agua del interior.

Una mejora en puentes térmicos puede conllevar ahorros de entre un 20 y un 30%, o incluso superiores. Con un asilamiento tradicional solo se consiguen reducir algunos puentes térmicos, como los de las juntas y uniones, pero el Passivhaus permite reducir el resto de puentes térmicos de la casa.

Con un sistema de ventilación que recicla el aire y mantiene la temperatura

Otro punto clave en los edificios pasivos es el sistema de ventilación que será mecánico y controlado, permitiendo minimizar las pérdidas de energía. Se trata de una ventilación en la que la renovación del aire se produce por el funcionamiento de equipos electromecánicos dispuestos al efecto en la extracción. De esta forma, el aire caliente que sale, generado por las propias personas que viven en la casa y por los electrodomésticos, permite calentar el aire frio que entra.

Es una construcción hermética a las corrientes de aire indesedas

Por último, en una vivienda Passivhaus, la envolvente debe ser hermética para que el sistema de ventilación mecánica sea eficiente y logre la calidad del aire deseada. Estos principios básicos en la construcción de edificios pasivos, en Sasmak los tenemos muy en cuenta. Por eso, contamos con los sistemas y materiales necesarios para la construcción de edificios Passivhaus, pudiendo combinar un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo a un precio asequible.

Alguno ejemplos de construcciones Passivhaus

Está más que probado que se pueden obtener diseños realmente sorprendentes tanto en edificios como en viviendas o empresas. Algunas personas tienen la idea preconcebida de que si construyes una casa ecológica, será verde y peluda. Sin embargo, hay muchos arquitectos que desafían esta visión, conjugando a la perfección estética y rendimiento, para conseguir resultados beneficiosos para el medio ambiente y la salud de los tuyos. A continuación te mostramos algunos ejemplo de construcción y rehabilitación Passivhaus realizadas por algunos de nuestros clientes.

Ventilación doble flujo

Urkaz, una oficina Passivhaus

Urkaz Eraikuntzak se suma a la construcción pasiva, y no solo liderando proyectos de edificaciones pasivas. La constructora guipuzcoana acaba de renovar sus oficinas de Belauntza bajo estándares Passivhaus.

Oficina Passivhaus o de consumo casi nulo

Para que la oficina de URKAZ diese el salto hacia el Passivhaus o Edificios de consumo de energía casi nulo (nZEB), había que centrarse en tres aspectos principales: el aislamiento, la ventilación y la estanqueidad.

AISLAMIENTO: La eficiencia energética de una oficina, al igual que de una vivienda depende, en gran medida, de su aislamiento térmico que será el que determine el ahorro de energía en la climatización del hogar, bien con calefacción o con aire acondicionado. En Sasmak trabajamos con los mejores materiales de construcción para el aislamiento térmico de edificios. En este caso, el aislamiento de las fachadas de URKAZ se ha realizado a base de lana mineral de KNAUF y poliestireno extrusionado de SOPREMA.

Aislamiento térmico oficina

ESTANQUEIDAD: Para evitar las pérdidas de aire no deseado y alcanzar una correcta hermeticidad del edificio, se han utilizado láminas y cintas SIGA muy empleadas en las construcciones EECN o Edificios de consumo de energía casi nulo (nZEB).

Hermeticidad Oficina

VENTILACIÓN: En una oficina pasiva la ventilación debe ser eficiente y también debe aportar confort a los usuarios de la oficina (o de las viviendas en otros casos). URKAZ ha optado por la instalación de un equipo de ventilación mecánica Zehnder. Este sistema de ventilación interior con recuperador de calor, permite renovar el aire de las estancias y aprovechar la energía que se produce al expulsar el aire al exterior.

Con esta reforma en sus oficinas centrales, URKAZ pone de manifiesto su interés por una tendencia en auge que poco a poco está dejando de ser el futuro para convertirse en el presente, el Passivhaus o Edificios de consumo de energía casi nulo (nZEB).

Rehabilitación Passivhaus

Vivienda Passivhaus en Zarauz

La rehabilitación passivhaus de viviendas es una realidad aplicable a prácticamente cualquier edificio, al margen de su edad de construcción.

La rehabilitación passivhaus de viviendas es una realidad aplicable a prácticamente cualquier edificio, al margen de su edad de construcción. En este caso un piso construido en Zarautz en la década de los 70 que, cuarenta años después, acaba de ser rehabilitado bajo el estándar Passivhaus o Edificios de consumo de energía casi nulo por Aizperro Construcciones.

Detallamos a continuación, los trabajos de rehabilitación acometidos, que respetan escrupulosamente los requisitos de una vivienda de consumo energético casi nulo.

  • Para el aislamiento térmico se han utilizado paneles rígidos de espuma de poliisocianurato (PIR), tanto para el trasdosado como el techo.
  • Se ha instalado un equipo de ventilación ZEHNDER con una resistencia de 2KW
  • Solución de solera (seca): plancha de PIR+aquapanel y cerámica en toda la casa.
  • Garantizando la hermeticidad al aire con cintas de estanqueidad SIGA.
  • Puertas y ventanas: la puerta de entrada de la nueva vivienda passivhaus es de Carpintería Iribarren y las ventanas son de PVC Veka, cuya instalación corrió a cargo de la Carpintería ELGA-PLAST de AIA.

Detalle hermeticidad fontanería

Cintas herméticas SIGA

Rehabilitación de edificio para conseguir la certificación Passivhaus

El bloque de 10 viviendas, ubicado en la urbanización “San Roque” de San Sebastián, es un claro ejemplo de una rehabilitación bajo el estándar Passivhaus. Concretamente se trata del número 32, un edificio que fue construido en 1953 y cuyas fachadas ya presentaban un estado muy degradado. La rehabilitación, que fue proyectada por los arquitectos Peter Albrecht y Juana Otxoa-Errarte de AO Arquitectos.

La intervención aportaba varios aspectos novedosos que han motivado la participación de varias instituciones en el análisis de sus efectos. A nivel de Passivhaus, el proyecto participa en el programa “EuroPHit” a cargo de la Plataforma PEP que, entre otros, patrocina los ensayos de hermeticidad al aire. Por su parte, el grupo de investigación ENEDI de la UPV ha realizado la medición in-situ de las transmitancias reales de la envolvente y ha llevado a cabo la monitorización de dos viviendas seleccionadas respecto de sus condiciones higrotérmicas interiores.

Rehabilitación de fachadas

Construcción original

Un elemento que destacaba especialmente en la construcción originaria era la cubierta, cuya estructura estaba compuesta por cerchas prefabricadas de hormigón y tirantes metálicos. El elemento que separaba el espacio bajo cubierta de las viviendas de la planta 2ª no era un forjado transitable, sino un techo ligero tipo “cielo raso” a base de cañizo y yeso.

Aunque el edificio cuenta con acometida de gas natural, sólo dos viviendas estaban equipadas con caldera de gas. La generación de calefacción y a.c.s. de las ocho viviendas restantes era eléctrica, además de alguna cocina de butano. De ahí que los consumos de energía fueran muy heterogéneos, oscilando desde los casi 150 kWh/m2*a de una vivienda bajo cubierta hasta los aprox. 43 kWh/m2*a de una vivienda semi-sótano.

Rehabilitación edificio Passivhaus

Solución de proyecto de rehabilitación Passivhaus

Ante esta situación y teniendo en cuenta que ocho de las diez viviendas estaban habitadas, el encargo inicial se limitaba, en la medida de lo posible, al exterior de la envolvente. Sin embargo, una vez visto el potencial en la reducción de la demanda energética, los propietarios accedieron, progresivamente y a base de varias reuniones informativas, a una intervención integral.

Es destacable que el elemento que más interés suscitó fue la ventilación: de ella se solicitaba una clara reducción del habitualmente alto nivel de humedad del aire interior y una reducción en el consumo energético de las viviendas.

Un desafío logístico para ha sido la sustitución del “cielo raso” por un plano nuevo a base de tablero OSB debidamente estanco al aire y capaz de soportar 16 cm de lana de roca.

Lo más sorprendente de este proyecto ha sido que del encargo inicial de la rehabilitación de fachadas se haya podido pasar a una operación “EnerPHit”(estándar Passivhaus en la categoría rehabilitación) prácticamente completa.

La rehabilitación del edificio se ha finalizado cumpliendo la práctica totalidad de los requisitos “EnerPHit” y el buen resultado de las pruebas y cálculos de su comportamiento permitiría la certificación oficial del edificio Passivhaus en esta categoría.

Vivimos en un mundo donde la pobreza energética es algo real y el precio general de vida está en constante aumento. Si puedes tener una casa que reduzca su consumo de energía, con facturas más baratas, que equilibra la humedad y proporciona aire sano para ti y tu familia ¿por qué no hacerlo ya? Ponte en contacto con nosotros y podremos hablar y resolver todas tus dudas.

¿Quieres conocer los beneficios de la construcción Passivhaus?

Ven a visitarnos y te explicaremos en profundidad como el Passivhaus puede mejorar tu calidad de vida.

Pídenos una cita
Basf
Aanosa
WeWalt
Frontek
Knauf
Monier
Siga
Sika
Soprema
Terreal
Velux
Zehnder

Vídeos y fichas técnicas