Humedades en casa, un mal para la salud15.07.19

Humedad en casa

Las manchas de humedad en el hogar no sólo deterioran el lugar donde se encuentran, sino que también afectan a nuestra salud. Las humedades pueden provocar enfermedades en el sistema respiratorio o reacciones alérgicas. Conoce las diferentes humedades que puede haber en tu casa y encuentra la mejor solución para acabar con ellas.

La aparición de una mancha en la pared suele ser la manera más sencilla de identificar el problema de la humedad en el hogar. Pero es muy importante saber distinguir el tipo de humedad ante la que nos encontramos para poder dar con la mejor solución que la elimine.

Humedad en paredes

Tipos de humedades

Dependiendo de si la humedad procede de dentro de nuestra casa o si viene del exterior, podemos encontrar diferentes tipologías y soluciones. Con un sencillo procedimiento se puede saber si el problema se está produciendo dentro de nuestro hogar o, por el contrario, viene de fuera. Para saberlo, basta colocar un trozo de papel de aluminio durante 24 horas encima de la superficie deteriorada (puedes pegarlo con celo adhesivo). Una vez pasado este tiempo se comprueba en qué lado del papel de aluminio están las gotas de agua: si está mojado en la parte que vemos es que la humedad se está produciendo en el interior de casa y si el papel de aluminio está mojado por su parte interna (entre el papel aluminio y la superficie dañada) es que la humedad proviene del exterior.

Humedad ambiente en el hogar

Así, una vez identificado el origen, podemos distinguir entre tres tipos de humedades:

  • Humedad por capilaridad:es la que se produce a través de los cimientos de la casa cuando no se ha producido un correcto aislamiento de los mismos.
  • Humedad por filtración de agua: se produce porque los muros de la casa no están bien impermeabilizados y aparecen manchas en las paredes o en los techos (por inclemencias meteorológicas, rotura de tuberías…)
  • Humedad por condensación: es la que se produce en el interior del hogar cuando las paredes de la casa no cuentan con un buen aislamiento térmico. La condensación (cambio de estado de vapor a líquido) aparece porque la pared está muy fría en invierno y hace que se produzca un contraste brusco con los calores y vapores que se originan en el interior de la vivienda, este calor se evapora, lo que provoca la aparición de las manchas de humedad.

La mejor solución para eliminar la humedad por condensación

Como se ha visto con anterioridad, la humedad por condensación es la que se produce dentro de la vivienda. Las causas de la aparición de este tipo de humedad son muy variadas: el uso de calefacción o estufas, la falta de una adecuada ventilación, la utilización de algunos electrodomésticos (horno, cocina, secador de pelo…), la ducha, secar la ropa dentro de la vivienda e incluso la respiración de las personas que habitan el hogar y es que, por ejemplo, 4 personas pueden llegar a generar hasta 9 litros de vapor de agua cada día.

Hay tres opciones principales de ventilación a las que se puede recurrir para prevenir la aparición de este tipo de humedades:

  • Ventilación espontánea: la que se produce entre las uniones de ventanas y puertas con la pared, depende de factores externos (viento, frio…)
  • Ventilación natural: es tan sencilla como abrir las ventanas o las puertas para que entre el aire del exterior y renueve el ambiente.
  • Ventilación mecánica: es la que se lleva a cabo utilizando elementos mecánicos para extraer el aire interior por presión o aspiración (ventiladores, extractores…). Es el tipo de ventilación utilizada en los edificios de consumo casi nulo o Passivhaus. Con esta solución se mejora, además, la calidad del aire gracias a los filtros que posee.

Humedad relativa saludable en casa

¿Cuál es la humedad óptima de una casa?

Para que una vivienda sea sana y confortable debe mantener un nivel adecuado de humedad, que, según los expertos, debe rondar entre un 40% y un 60%. Para saber qué humedad hay en el hogar, lo más adecuado es recurrir a un higrómetro (lo puedes encontrar en ferreterías o en tiendas de bricolaje).

Consecuencias para la salud

Con el higrómetro podremos evaluar y hacer seguimiento de los niveles de humedad relativa del aire de nuestra casa, con el fin de mantener un confort ambiental. Un exceso de humedad favorece el crecimiento de hongos, ácaros y bacterias, lo que puede llevar a la aparición de alergias, asma o incluso infecciones respiratorias. Del mismo modo, un ambiente excesivamente seco aumenta el riesgo de trastornos como bronquiolitis, gripe o sequedad en las mucosas o la piel.

Si quieres respirar aire sano de manera continuada y evitar los problemas de salud derivados de la humedad por condensación, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de explicarte todo lo que el sistema Passivhaus puede hacer por ti.