Aislamiento acústico y acondicionamiento acústico. ¿Es lo mismo?12.02.19

A la hora de realizar una reforma con la intención de alterar las propiedades acústicas de un determinado espacio, tenemos varias opciones. Dos de las más conocidas son sin duda la del acondicionamiento acústico y la del aislamiento acústico.

En un primer momento, pueden llegar a confundirse, pero se trata de dos reformas que implican motivaciones y procesos completamente distintos.

A continuación, te explicamos cuáles son las principales diferencias entre ambas, qué puede motivarlas y cómo se llevarían a cabo. Esta información puede ser de gran utilidad para distintos tipos de propietario: tanto para los que poseen viviendas como para los que poseen un recinto destinado a albergar actos públicos.

Diferencias entre el acondicionamiento acústico y el aislamiento acústico

El acondicionamiento acústico tiene como objetivo mejorar la acústica de un espacio cualquiera. Esto se lleva a cabo dotando a este de una determinada arquitectura que facilite la expansión del sonido en todas las direcciones de manera uniforme. El fin último sería generar lo que se conoce como «confort acústico».

Acondicionamiento acústico

Para llevar esto a cabo, deben tenerse en cuenta el tiempo de reverberación del lugar y el coeficiente de absorción acústica de los materiales con los que ha sido construido. El por qué es fácil de entender: si en un recinto se produce un sonido que tarda poco en reverberar, se genera rápidamente un eco que proporcionará un efecto distorsionador. A su vez, el cociente de absorción acústica de determinados materiales ayuda a disminuir las reverberaciones, mejorando así el confort acústico.

Del mismo modo, para lograr generar un «campo sonoro difuso» ideal, la reforma debe emplear también materiales reflectantes o difusores. Conjugándolos con aquellos que tienen un alto coeficiente de absorción, es como se logra ahormar espacialmente el sonido.

En cuanto al aislamiento acústico, se podría decir que implica justamente lo contrario: disminuir al máximo posible los niveles de sonido que se dan en un determinado espacio. En este caso, lo más común es lograrlo mediante el uso de materiales aislantes.

Los conceptos que se tienen en cuenta a la hora de elegir estos materiales, son el factor másico, el multicapa y el de disipación. El primero implica que, cuanta más masa tenga un elemento, más resistente será al impacto de una onda acústica. El segundo, el multicapa, hace referencia a que el efecto anterior puede lograrse también mediante la superposición de varias capas de un mismo elemento. Por último, el factor de disipación facilita el mismo efecto por medio de la interposición de materiales absorbentes entre las dos capas de un elemento cualquiera.

Causas para realizar una y otra reforma

Como ya has visto, el acondicionamiento y el aislamiento acústicos se emplean con propósitos contrapuestos, y por lo general, también se llevan a cabo en recintos o espacios diferentes. El acondicionamiento acústico es fundamental, por ejemplo, a la hora de construir una sala de conciertos, un estadio o cualquier otro recinto donde vayan a tener lugar actos públicos de cierta magnitud. Mediante dicha reforma se les ofrece a los asistentes una experiencia acústica de calidad. Quien no estará de acuerdo en lo insoportable que se puede convertir una cena, donde la conversación se hace casi imposible. Donde la mala construcción o elección de los materiales, distorsiona y eleva el sonido para hacer del confort acústico, algo realmente necesario.

Aislamiento acústico

Por otra parte, el aislamiento acústico está relacionado por lo general con espacios más reducidos y, en muchos casos, domésticos. Cuando se vive en una zona muy ruidosa y se quiere disponer de un espacio tranquilo, es necesario aislarlo. No obstante, ciertos materiales aislantes también se emplean en la construcción de fachadas de edificios enteros para aumentar el aislamiento del conjunto de viviendas.

Por otra parte, hay que apuntar que, la mayoría de veces, el aislamiento acústico implica a su vez el aislamiento térmico, lo cual suele considerarse una ventaja añadida.

Soluciones ligadas a estas reformas

Sería muy largo enumerar los múltiples procesos y materiales que conllevan el acondicionamiento y el aislamiento acústico. Entre los más habituales están, con respecto al primero, revestir paredes con esponja acústica o fibra de vidrio, y con respecto al segundo, revestir todo tipo de superficies con corcho proyectado o corcho expandido.

La esponja acústica y la fibra de vidrio son materiales con un alto coeficiente de absorción. Seguro que los has visto más de una vez en las paredes de un estudio de grabación musical.

En cuanto al corcho, es uno de los materiales aislantes por excelencia. El corcho expandido se produce en bloques o planchas y suele usarse para revestir espacios amplios. Tiene un alto factor másico y de disipación. Por otra parte, el corcho proyectado se aplica con una pistola industrial o algún tipo de pulverizador, a lo largo de la superficie que se quiera, amplia o pequeña, y tiene propiedades muy similares.

Seguro que te has encontrado muchas veces con otro tipo de elementos aislantes en tu día a día. El más básico sería, por ejemplo, una ventana con cristal doble.

¿Que es el passhivaus?

El aislamiento acústico, como ya hemos dicho, suele ir acompañado del aislamiento térmico. Por esta vía es como se vincula con el concepto alemán passivhaus. Este concepto hace referencia a la construcción de edificios con un elevado aislamiento térmico, considerándolo una de las condiciones principales para que el aire que circule por su interior sea de máxima calidad. A la vez, es un concepto emparentado directamente con el de «eficiencia energética», ya que al darse dicho aislamiento, se rebaja considerablemente el consumo energético.

En resumidas cuentas, el aislamiento acústico puede considerarse una condición de posibilidad del passivhaus, ya que ambos fenómenos implican el uso de materiales de características parecidas.

Ahora ya estás al tanto de las diferencias entre el aislamiento y el acondicionamiento acústico, y conoces los efectos que tienen diversos materiales en relación a la conducción del sonido. Si quieres más información al respecto o estás pensando en realizar una reforma para aislar o acondicionar algún espacio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.